Bofarull
Bofarull Bibliografía

Capdevila, Jaume:

L'Esquella de la Torratxa (1879-1939). Seixanta anys d'història catalana, Efadós, El Papiol, 2013.

Solà i Dachs, Lluís:

La caricatura social i política a Catalunya (1865-2005), Dux Elm, Barcelona, 2005.

Solà i Dachs, Lluís:

Un segle d'humor català, Quaderns de Cultura Bruguera, Barcelona, 1973.

Bofarull

Huérfano muy joven, se vio obligado a ponerse a trabajar para ganarse la vida. Asistió a clases en la Llotja y en el Cercle Artístic Sant Lluc, y pronto comenzó a publicar en un buen número de revistas de los años veinte: El Borinot, La Barrila Deportiva, La Jornada Deportiva o Xut!. Se hizo un lugar en las redacciones de los diarios El Mundo Deportivo (1929-1933) y El Diluvio (1933-1936), depurando su estilo y pasando de hacer unos muñecos desvencijados y expresivos a incorporar influencias cubistas y de las vanguardias artísticas, que enriquecieron su trazo. En los primeros años firmó sus dibujos con el seudónimo de Gripau. En la época republicana hizo de dibujante de prensa, de dibujante publicitario y de decorador. Al estallar la guerra formó parte del Sindicato de Dibujantes Profesionales de la UGT, y entró en L'Esquella de la Torratxa, donde dejó una buena colección de dibujos. Formó parte de la célula de dibujantes que se escindieron de la UGT y se acercaron al PSUC. En ese momento también dibujó carteles para el Sindicato de Dibujantes Profesionales y fue muy activo en este Sindicato.

Terminada la Guerra Civil se exilió en Francia, donde ilustró varios libros e hizo de decorador de establecimientos, trabajo que ya había hecho en Barcelona. Como dibujante publicó una tira en el diario L'Independent de Perpiñán, donde el protagonista era un catalanet llamado Kim. También vivió en Argentina y Venezuela, donde además de dibujar en publicaciones como Mundo Infantil o participar en filmes de dibujos animados, ejerció de director publicitario de la fábrica Philips.

A partir de los años sesenta decidió volver a Barcelona y colaboró ​​en el diario Tele/eXpress y en El Correo Catalán a pesar de haber sufrido un derrame vascular que le había afectado considerablemente. Fue un personaje singular que realizó una obra muy particular, con interesantes hallazgos gráficos que lo convirtieron, en los años treinta, en uno de los dibujantes más modernos del país.

Publicaciones: La Barrila Deportiva, El Borinot, El Diluvio, L'Esquella de la Torratxa, La Jornada Deportiva, Mundo Deportivo, Xut!.