Bécquer
Bibliografía

Cadena, Josep Maria:

100 dibuixants catalans que cal conèixer, Editorial Proa, Barcelona, 2000.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular: de la historieta y su uso (1873-2000), 2 volúmenes, Ediciones Sin sentido y Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Madrid, 2001.

Martín, Antonio:

Historia del cómic español 1875-1939, Gustavo Gili, Barcelona, 1978.

Torrent, Joan; Tasis, Rafael:

Història de la premsa catalana, 2 vol., Bruguera, Barcelona, 1966.

VV.AA.:

El dibuix a Catalunya. 100 dibuixants catalans que cal conèixer, Pòrtic, Barcelona, 2004.

VV.AA.:

Els il·lustradors d'en Patufet. L'excel·lencia del traç, Catàleg de l'exposició, Fundació Caixa Tarragona, Tarragona, 2004.

Bécquer

Su abuelo fue el también pintor y dibujante Valeriano Domínguez Bécquer (Sevilla, 1833-1870), hermano del conocido poeta Gustavo Adolfo Bécquer, de modo que sus facultades intelectuales y artísticas le venían de familia.

A los 14 años empezó a estudiar en Llotja, y a los 17 se fue a París, donde dibujó y pintó diversos rincones de la capital y donde trabajó para la editorial Hachette, ilustrando revistas y libros. A continuación, viajó por Europa y el norte de África.

A su regreso a Barcelona en 1921 colaboró en alguna revista e ilustró varios libros, incluso un diccionario. También colaboró en En Patufet y en sus revistas satélite Virolet y Esquitx, además de alguna publicación en lengua castellana como Pocholo, donde dio fe de su facilidad para dibujar animales de todo tipo al estilo de Llaverias. En 1926, sus dibujos aparecieron en el prestigioso y esperado Calendari d’En Patufet.

Terminada la Guerra Civil pintó cuadros al óleo y acuarelas que exponía en galerías y que apenas le daban para sobrevivir. En esa época veraneaba en Viladrau, y allí decoró todas las paredes del comedor del hotel en el que se hospedaba. En 1946 publicó una carpeta de acuarelas y dibujos de temas animales que obtuvo un cierto éxito y que motivó que la sociedad El Arca de Noé (cuyos miembros adoptaban apellidos de animales) lo nombrara socio de honor por su amor a los animales y las muchas veces en que los había pintado. A su muerte, en 1968, esta asociación y el Real Círculo Artístico organizaron conjuntamente una exposición en su honor en la Pinacoteca. En el último año de su vida también pudo colaborar en el renacido Patufet.

Publicaciones: El Coyote, En Patufet, Lecturas, L'Esquitx, Patufet, Pocholo, Virolet.