Baiget
  • Nombre real: Francesc Baiget i Elias
  • Santa Coloma de Cervelló (Barcelona, España), 14/01/1951
  • País: España
  • Categoría: Pintor, Dibujante
  • Enlaces: Baiget, Tebeosfera
Bibliografía

Baiget, Francesc:

Clericarium, Editorial Hacer, Barcelona, 1983.

Baiget, Francesc:

Maniobres, manual de defensa civil, Ed.Hacer, Barcelona, 1985.

Baiget, Francesc:

Petit Costumari, Editorial El Llamp, Barcelona, 1991.

Riera Pujal, Jordi:

El còmic en català. Catàleg d'àlbums i publicacions (1939-2011), Ediciones Glénat, Barcelona, 2011.

Baiget

Francesc Baiget nació en el año 1951, en pleno franquismo, en la Colonia Güell, un barrio muy conocido de Santa Coloma de Cervelló porque tiene una cripta construida por Antoni Gaudí que recibe muchos visitantes. De niño fue a un colegio de curas donde, en sus propias palabras, le enseñaron “que la vida pot ser una merdeta però que, si sou bonets segons el nostre reglament, us espera una eternitat xulíssima” (“que la vida puede ser una mierdecilla pero que, si sois buenecitos según nuestras reglas, os espera una eternidad chulísima”).

De joven estudió en la prestigiosa Escuela Massana y en la Escuela de Grabado y Artes del Libro, en Barcelona. Cuando aún no tenía ni veinte años empezó a trabajar en la publicación humorística Mata Ratos de Conti (1969) y también en una más seria, Serra d’Or (1970), publicada por los monjes de Montserrat. Dibujó también en El Papus, donde se dice que que acabó mal con su director, “l’intractable Echarri” (“el intratable Echarri”), y en el periódico de información general Tele/eXprés, donde, según él, sustituyó al “gran Tísner” cuando este se jubiló. También colaboró en Oriflama, una publicación catalanista dirigida a los jóvenes que él asegura que murió ahogada por la estrechez de miras del grupo ligado a Convergència Democràtica de Catalunya. En la aragonesa Andalán, dirigida por José Antonio Labordeta, pasó muchos años (1973-1978). También colaboró en El Viejo Topo, revista de la que explica que casi esperaban que trabajara gratis por aquello de “la causa y la militancia”.

Realizó ilustraciones de carácter político y social y dibujó en semanarios de humor y sátira como El Drall o La Llufa. Esta última la hacían entre dos, él mismo y Ramon Muñoz Cotina (Plaga), y la imprimían clandestinamente en los talleres de Catalunya Cristiana. También dibujó para otras publicaciones catalanas como Presència, Recull, Canigó o Patufet y en publicaciones de cariz más pedagógico, ecologista o sindical como Círculos de Cultura, Un Estatuto para los Trabajadores o Plaça Gran. También dibujó aleluyas y carteles para fiestas populares o movimientos sociales y publicó los libros Clericarium (1983, con prólogo de Quico Pi de la Serra), Maniobres, manual de defensa civil (1985, con prólogo de Paco Candel) y Petit Costumari (1991).

A finales de los años 80 se dedicó con más ahínco a la pintura y realizó varias exposiciones en Barcelona, Granada, Granollers, L’Estartit, Banyoles, Sant Boi, Serinyà, Sabadell, Montauban (Francia), Leipzig (una exposición colectiva justo en las fechas en las que cayó el Muro de Berlin) y, por supuesto, en su pueblo, Santa Coloma de Cervelló, durante la Fiesta Modernista de 2006 y durante el mes de junio de 2015.

En 1996 recibió el premio del Círculo de Lectores y empezó a tomarse las cosas con más calma, aunque él suele decir que su lema es “com més mar, més vela” (“Cuanto más mar, más vela”). El monje de Montserrat y artista Vicenç Santamaria opinó, refiriéndose a su obra pictórica: “Els seus pinzells i la seva destresa creen un feix de preguntes i d'observacions que dificulten una mirada superficial” (“Sus pinceles y su habilidad crean un puñado de preguntas y observaciones que dificultan una mirada superficial.”) y el propio Baiget confiesa que: “Barregem la tradició del surrealisme metafísic amb ironia i aquí estem. Les grans qüestions de la vida, les preguntes finals, es poden formular amb el treball, la reflexió, el rigor i la calma. I l’amor per la feina acurada. Un quadre és un objecte d'art” (“Mezclamos la tradición del surrealismo metafísico con ironía y aquí estamos. Las grandes cuestiones de la vida, las preguntas finales, se pueden formular con el trabajo, la reflexión, el rigor y la calma. Y el amor por el trabajo cuidadoso. Un cuadro es un objeto de arte.”).

Publicaciones: Andalan, Canigó, Circulos de Cultura, El Drall, El Papus, El Viejo Topo, La Llufa, Mata Ratos, Oriflama, Patufet, Plaça Gran, Presència, Recull, Serra d'Or, Tele/eXprés.