Info

Portada

En marzo de 1982 el Tribunal Constitucional resolvió un recurso de amparo interpuesto por Antena 3, que había solicitado una cadena privada de televisión, según el cual se estableció que las televisiones privadas eran compatibles con la Constitución. ¡Ahí empezó todo!