Bibliografía

Bas, Martí (litografies); text de Sebastià Gasch:

Barcelonines, aspects et coutumes de Catalogne, Guy Le Prat, París, 1941.

Castillo, Montserrat:

Grans il·lustradors catalans del llibre per a infants, BC/ Barcanova, Barcelona, 1997.

Cuadrado, Jesús:

Atlas español de la cultura popular. De la historieta y su uso, Editorial Sinsentido, Madrid, 2000.

Montherlant, Henry de; litografies originals de Martí Bas:

Le Chaos et la nuit, Henri Lefebvre, París, 1963.

Pineda i Verdaguer, Francesc; il·lustracions de Martí Bas:

L'Espasa trencada, Mediterrània, Barcelona, 1936.

Solà i Dachs, Lluís:

La caricatura social i política a Catalunya, 1865-2005, Duxelm, Barcelona, 2005.

Torrent, Joan; Tasis, Rafael:

Història de la premsa catalana, 2 vol., Bruguera, Barcelona, 1966.

Martí Bas

Martí Bas estudió Bellas Artes y se formó en el taller de los escultores Batlle i Amigó. Debutó como dibujante en la revista infantil Sigronet, que se publicó entre 1924 y 1928. También participó en la última etapa de L’Esquella de la Torratxa, cuando Josep Alloza era el comisario político de la misma y en la redacción se contaban nombres tan ilustres como Pere Calders, Joaquim Bofarull, Tísner o Enric Cluselles. También colaboró con La Barcelona Pintoresca, el periódico Treball, que surgió al principio de la guerra tras la confiscación de la cabecera El Matí y realizó decorados para el Teatre de Guerra en el taller de Salvador Alarma.

Fue uno de los afiliados al Sindicato de Dibujantes Profesionales, fundado por el andaluz Helios Gómez en Barcelona. Cuando, en 1937, en plena guerra y como consecuencia de los hechos de mayo (el conflicto armado entre el gobierno de la Generalitat y la CNT-FAI), este sindicato se militarizó, él fue el único en negarse y, tras su expulsión, fundó junto con Rafel Tona la Célula de Dibujantes del PSUC, el partido comunista catalán, donde realizó viñetas, sellos y postales.

Participó en la Exposición de Primavera del año 1937 y en el Salón de Otoño de 1938, ya en plena Guerra Civil, durante la cual realizó una gran cantidad de carteles, algunos de los cuales se hicieron famosos, como el que llevaba la leyenda “Feu tancs… tancs… tancs… Que són el vehicle de la victòria.” [“Haced tanques, tanques, tanques, que son el vehículo de la victoria”.] Entre 1936 y 1939 fue uno de los cartelistas más grandes y prolíficos. El color rojo fue uno de sus favoritos en su trabajo durante esta época.

Ilustró también L’espasa trencada, un libro escrito por Francesc Pineda Verdaguer que la Editorial Mediterrànea editó en 1936, y participó con cuatro dibujos en el colectivo 10 dibuixos de guerra de la Editorial Muntañola (1937).

En octubre de 1937 se alistó y marchó al frente, destinado a la 31 División. Tras la derrota final se exilió en Francia y fue internado en el campo de concentración y refugiados de Saint Cyprien. Cuando consiguió salir, se fue a París, y tras situarse gracias a sus contactos, participó en el Salon d’Automne y en el Salon des Independants de 1939. Colaboró con varias publicaciones catalanas del exilio como Catalunya (1944), Per Catalunya (1945) y Presència Catalana (1951). A través del editor italiano Ettore Carozzo dibujó para Jumbo, Aventures y Gavroche, y aún tuvo tiempo para ejercer como cartelista, pintor e ilustrador. En esta vertiente realizó los dibujos para ediciones especiales de L’éducation sentimentale y Le chaos et la nuit.

De Martí Bas también se dice que fue miembro activo de la Resistencia Francesa, pero sobre este asunto no se tienen pruebas fehacientes. Lo que sí es cierto es que murió en París en 1966.

Publicaciones: Aventures, Catalunya, Gavroche, Jumbo, Ki-ki-ri-ki (suplemento infantil de El Hogar y la Moda), La Barcelona Pintoresca, L'Esquella de la Torratxa, Lecturas, L'Hora, Mirador, Papitu, Per Catalunya, Presència Catalana, Sigronet, Treball.